Blogs
/
Trabajo a distancia

Tendencias del trabajo a distancia: La situación del trabajo a distancia en 2023

25 de julio de 2023

Estamos en 2023. Han pasado unos tres años desde que la pandemia sembró la incertidumbre en todo el mundo e inauguró la era del trabajo a distancia. Desde los rascacielos de las ciudades hasta las mesas de las cocinas, el paradigma de la oficina tradicional se desmoronó, dando lugar a una nueva era definida por las reuniones virtuales y la colaboración digital.

A medida que se asienta el polvo, ha surgido la oportunidad de hacer balance del cambio. Muchas organizaciones experimentaron con distintos enfoques del trabajo a distancia y, en 2023, las opiniones en torno a esta modalidad de trabajo son tan diversas como las propias personas.

En esta exploración de la trayectoria del trabajo a distancia, evaluamos sus aspectos positivos y negativos, abordamos algunas críticas y miramos hacia el futuro.  

Lo que dicen las cifras

Según la encuesta FlexJob Career Pulse, el 65% de los encuestados desea trabajar a distancia a tiempo completo. Además, el informe Work & Financial Wellness Report de Remote.co muestra que el 63% de los trabajadores globales buscaría "absolutamente" un nuevo empleo si no pudiera seguir trabajando a distancia.

Uno de los aspectos más atractivos del trabajo a distancia es cómo está reconfigurando el viejo dilema de la conciliación de la vida laboral y familiar. A medida que los empleados se despiden de los agotadores desplazamientos al trabajo, ganan unas horas preciosas que antes desperdiciaban en el trayecto. En Estados Unidos, un empleado puede ahorrar 55 minutos si trabaja desde casa, según la Oficina Nacional de Investigación Económica.

Este nuevo tiempo es una fuente de productividad para los empleados, ya que pueden canalizar su energía hacia su trabajo, sus pasiones y su crecimiento personal. Además, el trabajo a distancia fomenta una mayor flexibilidad, lo que permite a los empleados desenvolverse con mayor facilidad en su vida profesional y personal.

Por qué funciona el trabajo a distancia

Según un estudio de la SHRM, casi la mitad de los 1.700 trabajadores encuestados buscarían "sin duda" un puesto remoto para su próximo empleo. Pero, ¿qué es exactamente lo que hace tan atractivo el trabajo a distancia?

Ahorro de costes

El trabajo a distancia es un beneficio económico tanto para las empresas como para sus empleados. Al adoptar el trabajo a distancia, las empresas pueden disfrutar de un importante ahorro de costes. Un estudio de Global Workplace Analytics reveló que las empresas pueden ahorrar una impresionante media de 11.000 dólares al año por cada empleado que trabaje a distancia la mitad del tiempo. Esta reducción significativa de los gastos se debe a la eliminación o reducción del espacio de oficina, la disminución de las facturas de servicios públicos, la reducción del absentismo y el aumento de la productividad.

Pero las ventajas financieras no acaban ahí. Los empleados también disfrutan de su parte del ahorro. Se acabaron los desplazamientos a la oficina. Se acabaron los gastos en ropa de trabajo costosa y las comidas para llevar. Todos estos pequeños gastos se suman, y el trabajo a distancia puede suponer un ahorro sustancial para los trabajadores. Más allá de los beneficios económicos, la flexibilidad laboral y el respiro financiero contribuyen a aumentar la satisfacción laboral de los trabajadores a distancia.

Aumento de la productividad

Al principio, el trabajo a distancia suscitó escepticismo en cuanto a su impacto en la productividad de los empleados, pero los estudios están despejando esas dudas. Una encuesta de Airtasker reveló que los empleados remotos trabajan 1,4 días más al mes, lo que se traduce en más de tres semanas adicionales de trabajo al año.

Este aumento de la productividad puede atribuirse a un menor número de distracciones, a la posibilidad de crear un entorno de trabajo óptimo y a la reducción del estrés derivado de los desplazamientos. Por supuesto, para que el trabajo a distancia aumente realmente la productividad, los empresarios deben adoptar una estrategia bien planificada. Por ejemplo, es crucial disponer de los recursos adecuados para una comunicación fluida, herramientas de colaboración y límites de trabajo saludables.

Acceso a una mayor reserva de talentos

Quizá una de las mayores ventajas del trabajo a distancia es que ha roto las fronteras geográficas y ha abierto todo un mundo nuevo de captación de talento. Las empresas ya no se limitan a contratar localmente. Según un artículo de Harvard Online, el trabajo a distancia puede ser la clave para aumentar la innovación, ya que las organizaciones aprovechan una amplia gama de competencias y perspectivas.

El cambio a la contratación global es un factor de cambio en la carrera por el talento. Las empresas pueden atraer a los mejores cerebros de distintos rincones del mundo, aportando experiencias y trayectorias únicas. El resultado es un entorno de trabajo vibrante y multicultural que fomenta la creatividad y la innovación. Además, este nuevo acceso a una mayor reserva de talento significa que las empresas pueden ser más selectivas y encontrar la persona perfecta para cada puesto, lo que en última instancia conduce a mejores resultados empresariales.

Lugares de trabajo más equitativos

El trabajo a distancia tiene el potencial de remodelar la equidad en el lugar de trabajo y nivelar el terreno de juego. Al derribar las barreras geográficas, permite a personas de regiones a menudo olvidadas acceder a oportunidades de empleo que antes estaban fuera de su alcance. Como resultado, el trabajo a distancia contribuye a crear una plantilla verdaderamente diversa.

Además, el trabajo a distancia reduce la visibilidad de ciertas características que pueden dar lugar a prejuicios y discriminación. Cuando los empleados interactúan principalmente a través de sus resultados laborales en lugar de por su apariencia física, se hace hincapié en la meritocracia y en las evaluaciones basadas en las habilidades. Este cambio ayuda a crear un entorno laboral más inclusivo y justo.

El trabajo a distancia también favorece la conciliación de la vida laboral y familiar, haciéndolo más accesible a personas con circunstancias personales que, de otro modo, podrían impedirles participar plenamente en la población activa.

Pero este potencial no se autoalimenta. Para aprovechar plenamente el potencial del trabajo a distancia como herramienta para lograr la igualdad en el lugar de trabajo, las empresas deben incorporar de forma proactiva prácticas inclusivas en sus políticas de trabajo a distancia. Al hacerlo, pueden aprovechar el verdadero poder del trabajo a distancia para crear una cultura empresarial equitativa y empoderadora para todos.

4 mitos sobre el trabajo a distancia que no son ciertos

El trabajo a distancia ofrece muchas ventajas, pero, como todo cambio importante, no está exento de dificultades. El aislamiento, tanto físico como emocional, es una preocupación destacada, que arroja sombras sobre el tejido social de los lugares de trabajo.

Otro problema es el delicado equilibrio entre trabajo y ocio, que a menudo lleva a difuminar los límites entre la vida laboral y personal y a un mayor riesgo de agotamiento y otros problemas de salud mental. Sin embargo, a pesar de estas preocupaciones válidas, los críticos que sostienen que el trabajo a distancia inhibe la creatividad y el trabajo en equipo pueden estar pasando por alto algunos aspectos cruciales.

En realidad, los inconvenientes percibidos del trabajo a distancia pueden abordarse y superarse eficazmente.

1. Es solitario 

Cuando te imaginas a un empleado remoto, puedes pensar en alguien sentado solo en su oficina en casa con poca luz, ahogándose en la soledad mientras intenta hacer su trabajo. Pero esa no tiene por qué ser la realidad. El trabajo a distancia no significa que los empleados queden a la deriva en un mar de soledad: hay formas de combatir la soledad y hacer que las jornadas laborales sean más animadas.

En primer lugar, los espacios de coworking son una bendición para los trabajadores a distancia. Imagínatelo: un bullicioso centro de productividad donde personas con ideas afines se reúnen para trabajar en sus proyectos. Es como formar parte de una próspera comunidad en la que puedes compartir ideas, colaborar e incluso hacer nuevos amigos. Como ha demostrado la investigación, los espacios de coworking pueden reducir significativamente la soledad y el aislamiento asociados a menudo con el trabajo a distancia.

Además, el trabajo a distancia aporta flexibilidad. Cuando las cuatro paredes se cierran, los empleados remotos pueden tomarse un descanso, salir y dar un paseo. Tomarse un tiempo para respirar aire fresco puede ser estupendo para combatir el aislamiento, así como para potenciar la creatividad y la productividad.

El coworking es otra gran opción para los trabajadores remotos que buscan simular un entorno de oficina desde dondequiera que trabajen. 

La enfermera nómada Z tiene un canal de YouTube en expansión en el que habla de la vida de un nómada digital. Aquí ha sacado a relucir el coworking como opción viable para combatir la soledad en el trabajo remoto. 

"A veces puedes sentirte solo si estás mucho tiempo en un sitio y no has tenido ningún contacto humano. Pero no tiene por qué ser así, y esto (el coworking) es una buena alternativa". 

2. Menos trabajo por hacer

Algunos detractores del trabajo a distancia argumentan que, sin un jefe que les respire en la nuca, los empleados flojearán y la productividad caerá en picado. Sin embargo, cuando las personas trabajan a distancia, reconocen la confianza que la empresa deposita en ellas. Es como si te dieran el testigo en una carrera de relevos: ¡estimulante y motivador!

Además, el trabajo a distancia acoge el trabajo flexible con los brazos abiertos. A diferencia de la rígida rutina de 9 a 5, los empleados pueden trabajar cuando están en su pico de productividad, no sólo cuando lo dicta el reloj. Un noctámbulo puede brillar a medianoche, mientras que un madrugador puede aprovechar el día al amanecer. Se trata de optimizar la productividad y no estar encadenado a un escritorio.

3. Es más difícil contratar a distancia

Aunque a los detractores les encanta subrayar que contratar a distancia es una tarea hercúlea, estamos aquí para decir lo contrario. Basta con pensar en la pesadilla logística que supone traer a alguien en avión para una entrevista. Con el trabajo a distancia, la solución es sencilla: Google Meet, Zoom, Teams.... Con estas herramientas de videoconferencia, la programación de entrevistas es más sencilla y puedes centrarte en lo que realmente importa: las habilidades y capacidades del candidato.

Es cierto que las entrevistas a distancia pueden carecer de algunas claves del lenguaje corporal, pero esto pone el foco de atención en las respuestas del candidato y evita cualquier sesgo que pudiera surgir de las apariencias físicas. Así se igualan las condiciones para contratar en función de los méritos y no de juicios superficiales.

Además, los EOR globales como Remofirst facilitan la contratación y gestión de empleados de todo el mundo por tan sólo 199 dólares al mes por persona.

4. Es difícil sincronizar las zonas horarias

La dificultad de sincronizar zonas horarias es una preocupación válida, pero sólo si una empresa remota no sabe cómo afrontarla.

Las empresas pueden aprovechar la gestión de husos horarios para prosperar. Empieza con políticas claras sobre husos horarios, estableciendo un sistema unificado para que todo el mundo sepa cuándo trabaja cada persona y cuándo no está disponible. A continuación, crea una plataforma de comunicación específica para la comunicación asíncrona: piensa que es la mejor manera de dejar información para que los demás la recojan cuando les toque.

Es cierto que habrá momentos en los que sea necesaria la comunicación en tiempo real. Para asegurarte de que todo el mundo está en sintonía, establece horarios y pautas claras para las reuniones sincrónicas.

Hacer que el trabajo a distancia funcione: El futuro del trabajo a distancia

Imagine un mundo en el que la flexibilidad impulsa la productividad, la confianza inspira motivación y las fronteras se disuelven para formar una comunidad global de personas con talento que trabajan juntas sin fisuras. Este es el futuro del trabajo, y ya está aquí.

Recuerde que el trabajo a distancia no consiste en trabajar aislado, sino en conectar más allá de las fronteras, desafiar los husos horarios y celebrar la diversidad. Adoptar el trabajo remoto no es simplemente adoptar una tendencia pasajera o una solución temporal; representa un cambio fundamental en la forma en que abordamos el trabajo y la colaboración. Ya en 2018, el cofundador de Reddit Alexis Ohanian proclamó: "El trabajo remoto es el futuro del trabajo", y casi cinco años después, sigue creciendo.

La pregunta es: ¿está usted preparado para abrazar esta ola transformadora y cabalgarla hacia el éxito?